Ollas de cocción lenta

Las mejores ollas de cocción lenta

AutoStir CSC012X Crock-Pot SCCPBPP605 Klarstein Bristol 65 Crock-Pot SCV400RD Russell Hobbs 22740-56 Russell Hobbs 19750-56
Vista previa Crock-Pot AutoStir CSC012X Olla de cocción lenta, 240 W, 5.7 litros, 1 Decibeles, Acero Inoxidable, Inox Crock-Pot SCCPBPP605-050 Olla de cocción lenta digital de 5,7L SCCPBPP605, 230 W, 5.7 litros, Acero Inoxidable Klarstein Bristol 65 - Olla de cocción Lenta , Olla Lenta , 6,5 litros , cazuela Desmontable de cerámica , Exterior de Acero Inoxidable , Tapa de Vidrio , 300 W , 2 Niveles de Temperatura , Negro Crock-Pot SCV400RD-050 SCV400RD, 210 W, 3.5 litros, Acero Inoxidable, Rojo Russell Hobbs Cook@Home - Olla de Cocción Lenta (Cocina Lenta, Olla Baja Temperatura, Inox y Negro, 3,5l) -ref. 22740-56 Russell Hobbs Cook@Home - Vaporera y Arrocera (Inox, Capacidad de 1,8 litros, Tapa de Vidrio, 700W) - ref. 19750-56
Capacidad 5,7 L 5,7 L 6,5 L 3,5 L 3,5 L 1,8 L
Temporizador 20 horas 20 horas
Niveles de potencia 2 2 2 2 2 2
Material Cerámica antiadherente Cerámica antiadherente Cerámica antiadherente Cerámica antiadherente Teflón Aluminio antiadherente
Valoraciones
Mejor precio 106,43 € desde 47,99 € desde 36,99 € 34,99 € 42,31 € desde 35,00 €

Las ollas de cocción lenta son una de las últimas tendencias de la cocina actual. El slow cooking está a la orden del día, y son muchas las razones para comprar uno de estos aparatos.

Básicamente, lo que hacen las ollas de cocción lenta es justamente eso, cocer los alimentos a una velocidad muy lenta. Al contrario que las ollas express, las ollas de cocción lenta cocinan como se hacía antes, a la antigua usanza, con una temperatura baja y durante tiempos prolongados.

Esto hace que los jugos de la carne y la verdura se impregnen de forma natural en la receta sin perder su valor nutricional y consiguiendo un sabor más auténtico, con texturas más intensas. Esto es especialmente útil con guisos y también con carnes, quedando estas más melosas, jugosas y tiernas.

Además, una olla de cocción lenta es muy fácil de usar. Normalmente bastan 10 minutos de preparación de la receta, lo que tardes en añadir todos los ingredientes y ajustar los tiempos. Las ollas de cocción lenta tienen pocos botones, y generalmente suelen ser únicamente para elegir entre un par de niveles de temperatura y la duración de la cocción.

Otra ventaja de las ollas de cocción lenta es que consumen menos electricidad que la vitrocerámica o las placas de inducción. Se trata de aparatos de bajo consumo, y aunque puedan estar muchas horas encendidos, el gasto energético es ínfimo. De hecho, su consumo es similar al de una bombilla.

¿Hay algún inconveniente? Digamos que el único que puede haber es precisamente aquel en el cual se basa su funcionamiento: requieren tiempos de cocción muy lentos. Así pues, hay que prever con antelación las comidas. Desde luego, no se trata de un aparato para tener comidas hechas al instante, sino que normalmente necesitaremos tener prevista la comida desde el día anterior.

Y es que para algunas recetas será necesario dejar la olla cocinando incluso un día entero. Lo bueno es que no estamos obligados a permanecer vigilantes en la cocina, pudiendo dejar la olla funcionando y salir de casa a trabajar, al gimnasio o lo que sea, cosa impensable con cualquier otra olla.

Cosas a tener en cuenta antes de comprar una olla de cocción lenta

Antes de comprar una olla de cocción lenta, quizás te interese saber qué características son importantes de tener en cuenta en estos aparatos.

Lo primero es conocer su capacidad. Si tienes una familia de varios miembros, una capacidad de entre 4 y 6 litros es lo ideal, y si eres soltero o vives en pareja, seguramente bastará con una capacidad inferior. Aún así, no está de más comprar una de gran capacidad, pues no son mucho más caras y pueden sacarnos de un apuro si recibimos visitas en casa.

Ollas de cocción lenta: Características

El segundo aspecto a tener en cuenta es si dispone de temporizador o no. Te recomiendo encarecidamente que tu olla de cocción lenta tenga temporizador integrado, pues al finalizar el tiempo que hayas establecido la olla se detendrá automáticamente. Y no te preocupes si la olla se queda mucho tiempo detenida, pues el calor condensado en su interior mantiene la comida caliente por un espacio de varias horas más.

Otra prestación que de buen seguro apreciarás es la selección de varios niveles de potencia. La mayoría de ollas de cocción lenta disponen de dos, pero las hay de hasta 3. Si necesitas mayor versatilidad elige una que tenga varios niveles de potencia, y así poder alternar comidas hechas con una temperatura más alta y otras con una temperatura más baja.

Otro aspecto importante es el material del que está hecho la cubeta interior, donde se vierten los alimentos. Preferentemente, búscalas que sean de cerámica, pues distribuyen el calor uniformemente, y con recubrimiento antiadherente para que no se pegue la comida, y muy conveniente también que sea extraíble y se pueda introducir en el lavavajillas.

Por último, quizás pueda interesarte también que el cable de alimentación pueda quitarse para poder servir la olla directamente en la mesa, función que solo incluyen unos pocos modelos. También puede ser de tu interés mirar a ver qué extras y accesorios vienen incluidos con la olla, cuestión que algunas marcas cuidan especialmente.

Las mejores ollas de cocción lenta: Nuestra selección

A continuación tienes una breve reseña de los modelos recomendados e incluidos en la comparativa. Son las mejores ollas de cocción lenta que puedes comprar a día de hoy, y han sido escogidas en base a sus características, su popularidad y su precio.

Crock-Pot AutoStir CSC012X

Crock-Pot es una marca especializada en ollas de cocción lenta. La AutoStir CSC012X es sin duda alguna la mejor.

Este modelo cuenta con una gran capacidad de 5,7 litros, ideal para 6 raciones, y su temporizador digital permite la programación de hasta 20 horas de cocción.

Sin embargo, el principal reclamo de este modelo es el nuevo sistema AutoStir, consistente en unas palas que remueven automáticamente los alimentos de la cubeta en intervalos regulares para que no sea necesario levantar la tapa. Esto optimiza los tiempos de cocción, pues no se pierde temperatura dentro del recipiente.

La Crock-Pot AutoStir CSC012X dispone de 2 niveles de potencia, y tiene función de mantenimiento del calor una vez finalizado el temporizador. La olla es de material cerámico, y tiene recubrimiento antiadherente; también se puede extraer e introducir en el lavavajillas.

Junto a la olla vienen dos utensilios distintos para la función de remover. También se incluye en el paquete un libro de recetas. El precio de la Crock-Pot AutoStir CSC012X es de 106,43 €

Crock-Pot SCCPBPP605

La Crock-Pot SCCPBPP605 es una de las mejores ollas de cocción lenta que puedes comprar. Es más barata que el modelo anterior, siendo prácticamente igual en características.

Así, este modelo cuenta con la misma capacidad de 5,7 litros. También cuenta con dos niveles de potencia, y un modo exclusivo para mantener caliente la comida después de hecha.

Lo que pierde este modelo respecto al anterior es que no tiene la función AutoStir, pero en lo demás es exactamente igual. La tapa es de vidrio para que puedas controlar en todo momento la cocción, la olla es de cerámica con tratamiento antiadherente y el tiempo máximo del temporizador es de 20 horas.

Como único extra, incluye un pequeño libro de recetas. El precio de la Crock-Pot SCCPBPP605 es de desde 47,99 €, y cuenta con el honor de ser la olla de cocción lenta mejor valorada en Amazon, con 639 opiniones valoraciones y una nota media de 4.5 sobre 5.

Klarstein Bristol 65

De un fabricante habitual en pequeños electrodomésticos tenemos la Klarstein Bristol 65, una muy buena olla de cocción lenta con un precio irresistible.

Esta olla destaca por una enorme capacidad de 6,5 litros, así que es perfecta para familias numerosas. Dispone de 2 niveles de temperatura, y tiene un modo específico de mantenimiento de calor.

El inconveniente de esta olla, y el motivo de por qué la encontramos tan barata, es que no cuenta con temporizador. En este caso, lo mejor es optar por un enchufe inteligente con programación de encendido y apagado como este.

Por lo demás, es una olla estupenda, hecha de material cerámico con revestimiento antiadherente y apta para el lavavajillas. La tapa de la olla es de vidrio.

Tiene un precio de desde 36,99 €, y hay que decir que el manual de instrucciones no viene en castellano, aunque es un aparato tan fácil de manejar que seguramente no te hará falta.

Crock-Pot SCV400RD

Otra olla de cocción lenta de Crock-Pot, en este caso el modelo Crock-Pot SCV400RD, que se presenta en un atractivo colo rojo.

Esta olla es más barata que las dos anteriores de Crock-Pot porque es más pequeña. En concreto, su capacidad es de 3,5 litros. Tampoco cuenta con temporizador integrado. Eso sí, dispone de dos niveles de potencia y el mismo programa de mantenimiento del calor.

Además, la cubeta interna también está hecha de material cerámico con revestimiento antiadherente. Por supuesto, es extraíble y se puede introducir en el lavavajillas.

En definitiva, una buena olla de cocción lenta a muy buen precio. Puedes encontrarla a 34,99 € en Amazon.

Russell Hobbs 22740-56

Entre las ollas de cocción lenta más baratas está la Russell Hobbs 22740-56. Este modelo cuenta con prestaciones muy similares a las ollas dentro de este rango de precios.

Su capacidad es de 3,5 litros. Tiene dos niveles de potencia, más un modo específico para mantener caliente la comida, y en la ausencia de temporizador encontramos el principal inconveniente.

Además, la cubeta interna es de teflón, con revestimiento antiadherente, eso si. Aunque no es tan buen material como el cerámico, aporta una ventaja, y es que puede usarse la cubeta directamente en el fogón como si de una sartén se tratase, con lo que si necesitas dorar antes la carne te ahorras el tener que usar otro cacharro.

Con un precio de 42,31 € es un producto muy interesante en la gama baja.

Russell Hobbs 19750-56

Una de las ollas de cocción lenta más baratas es este otro modelo de Russell Hobbs, el 19750-56.

Este modelo ve disminuida su capacidad a 1,8 litros. Dispone de dos niveles de potencia, el modo de mantenimiento de calor y nuevamente encontramos que no hay temporizador, aunque ya podíamos suponerlo por el bajo precio que tiene.

La cubeta interior está hecha de aluminio y tiene un tratamiento antiadherente. Por supuesto que puede introducirse en el lavavajillas, aunque a diferencia del modelo anterior de Russell Hobbs, no puede usarse en el fogón.

Un detalle que sí tiene este modelo es que el cable de alimentación se puede extraer para servir la cubeta directamente en la mesa. También se incluyen una espátula y un vaso medidor.

Cuesta desde 35,00 €, y ya no vas a encontrar ninguna olla de cocción lenta mejor por menos dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *